27 de septiembre de 2012

L.G


Ella es:

                                         LADY GAGA

Tiene fans alrededor de todo el globo, miles de personas que la idolatran e incluso hay famosas que la imitan. Hay gente que afirma que su éxito no se debe tanto a su talento musical como a su gran capacidad de interpretar un papel de excéntrica diva. Yo no voy a comentar su música sino su estilo, en el que una cosa está garantizada, la innovación y la sorpresa. Y si, muchas pensamos que su concepto de la moda es menor del que tiene un ladrillo pero aún así soy capaz de apreciar que ella no lleva tanto sus trajes por lo que son sino por lo que significan. Toda ella es una mezcla de fachada espectacular que a la vez se basa en uno principios muy claros, esta a favor del matrimonio homosexual, es ecologista y filántropa.¿Pero quién es ella, una mente futurista o trastocada? No os puedo dar la respuesta y cada uno puede pensar lo que quiera pero no se le puede negar que ha marcado un antes y un después en el mundo actual.




Este es su vestido más polémico, la cantante lo usó en 2010 en los premios de la MTV. En ellos salió acompañada por soldados que habían sido afectados por la ley “don’t ask, don’t tell”, que afecta a la comunidad homosexual. Gaga explicó que la razón de que llevara ese vestido era que si la gente no hace respetar sus derechos, tendrá los mismos derechos que un pedazo de carne. 


¿Quién podría llevar un vestido de pelo humano? Desde luego sólo ella podría pensar que llevar trozos de melena cubriéndole una mínima parte de cuerpo puede considerarse ir vestido porque de esta guisa se presentó en un concierto en el Oak Room de Nueva York. Pero parece ser que su afición por los pelos no tiene límites porque este no es su único vestido hecho de este material, en los Premios Billaboard apareció con un vestido transparente y decorado con cabello humano en la parte superior y se la vio paseando por las calles de Seúl con un vestido de pelo morado.



En los MTV Awards de 2009 la cantante se cambió 6 veces de ropa, pero el vestido con el que fue a recoger el galardón es muy sencillo, un simple vestido de encaje rojo aunque tuvo que darle su toque personal: la transparencia, una enorme corona en la cabeza también de encaje y toda la cara tapada.


Una vuelta a la infancia, o mejor dicho a la obsesión de Hello Kitty. ¿Creéis que pesará mucho?

No hay comentarios:

Publicar un comentario