14 de octubre de 2012

“You may not be her first, her last, or her only. She loved before she may love again. But if she loves you now, what else matters? She’s not perfect - you aren’t either, and the two of you may never be perfect together but if she can make you laugh, cause you to think twice, and admit to being human and making mistakes, hold onto her and give her the most you can. She may not be thinking about you every second of the day, but she will give you a part of her that she knows you can break - her heart. So don’t hurt her, don’t change her, don’t analyze and don’t expect more than she can give. Smile when she makes you happy, let her know when she makes you mad, and miss her when she’s not there.”
- Bob Marley
La verdad es que esto no tiene mucho que ver con el blog (de hecho creo que en mis últimas entradas estoy divagando un poco) pero me parece algo tan cierto que no he podido evitar pensar que se merecía una entrada. Sí, las mujeres somos complicadas, exigimos cosas que los chicos consideran accesorias y que para nosotras son vitales, nos enfadamos y quizás pensamos demasiado las cosas pero no podemos evitarlo, somos así (o por lo menos yo). Pero la mayoría de las veces lo que necesita una mujer es que le demuestren que la quieren, lo siento pero las palabras llega un día que se las lleva el viento, pero no pasa lo mismo con los actos y si quieres a alguien hay que demostrárselo. No tiene por qué ser algo material (aunque nunca diré que no si un chico que me regala un anillo de Tiffany's ) tan solo con el detalle basta. Una pequeña sorpresa. Nada más. Pero chicos hay que hacerlo! Nosotras por nuestra parte también deberemos predicar con el ejemplo que a veces nos olvidamos que ellos también tienen su corazoncito. ¿Estáis de acuerdo? ¿Qué detalle os gustaría que os hicieran?. Espero que todas encontréis a vuestro hombre, yo sigo buscándole pero no hay prisa, estoy convencida de que cuando menos me lo espere aparecerá.

Mientras que mi principe se decide a venir a  buscarme ;) me dedico a buscar el anillo perfecto. Bueno vale, lo hago porque me encanta verlos pero en el fondo el motivo da un poco igual. Los de Tiffany son por descontado mis favoritos pero tambien están los de Cartier y los de Harry Winston.  


Por ejemplo estos dos son los anillos de Blair Waldorf, el primero es el que le regala Chuck y el segundo el de Louis ¿Cuál os gusta más? Yo me quedo con el de Chuck, es sencillamente impresionante. 
Otros anillos de muy conocidos van asociados a la realeza (porque desgraciadamente muy poca gente a parte de ellos se pueden permitir ese lujo), el primero es el de Lady Di que ahora es de Kate Middelton ya que el príncipe Guillermo se lo regaló como anillo de compromiso. Es un zafiro rodeado de un pavé de 14 diamantes engastados en un anillo de oro blanco.
Pero la corona inglesa no es la única con buenas joyas, ese privilegio lo comparte con la de Mónaco ya que el de Grace Kelly no tiene nada que envidiarle, un anillo de diamantes con corte esmeralda.
Aunque el más notable sin duda es el de Elizabeth Taylor. Fue un regalo del famoso actor británico Richard Burton cuando decidió proponerle matrimonio y lo hizo con nada más y nada menos que una piedra de 33,19 kilates de corte Asscher conocido como el Diamante Krupp.

1 comentario:

  1. Cuanta razón!
    Yo creo que hasta que no nos damos cuenta de esto, les exigimos demasiado, y lo que es peor, les exigimos lo que no son.
    Los hombres y las mujeres somos muy diferentes y ahí está la gracia :)
    Solo es cuestión de abrir la mente y entender ;)

    Un besazo!

    ResponderEliminar